El fin de las aceiteras rellenables abre un nuevo mercado de 197.000 bares y 73.000 restaurantes y cafeterías

La prohibición de utilizar en el Canal Horeca de Hostelería y Restauración y en colectividades envases rellenables y sin etiquetar de aceites a partir del 1 de enero abre un nuevo mercado para muchas empresas y cooperativas.

bruselas-aceite-de-oliva-300x300

Aunque los establecimientos podrán seguir usando sus stocks de aceites hasta el 28 de febrero, muchas empresas ya se han lanzado a presentar nuevos envases irrellenables orientados hacia bares y restaurantes no sólo como un negocio sino también como una nueva vía de promoción al ser obligatorio las etiquetadas.

La Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, desveló un día antes de la publicación del Real Decreto durante las Jornadas de Alcuza que la normativa no exigiría un tipo único de envase.

La ley dispone que los envases que por su capacidad, se puedan poner a disposición de los consumidores finales más de una vez, dispondrán además de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original:

 

fuente: Revista del Aceite de Oliva Virgen y Alimentos de calidad «alcuza» nº117