La Interprofesional contribuye en la investigación contra el cáncer de mama

La Interprofesional del Aceite de Oliva Español ha informado de su colaboración con el equipo que dirige el profesor Eduard Escrich en la Universidad Autónoma de Barcelona, que ha descubierto que el consumo de AOVE reduce la malignidad del cáncer de mama y ralentiza el crecimiento de los tumores.

Este equipo de investigadores lleva casi tres décadas investigando el efecto de la dieta, y más concretamente del consumo de grasas, en la evolución del cáncer de mama. El objetivo es conocer qué efectos concretos tendría el consumo de distintos tipos de aceites, así como los mecanismos por los cuales estos alimentos podían interactuar con el tumor.

Partiendo de esa premisa, el equipo del doctor Escrich desarrolló un proyecto de investigación para estudiar el efecto de las grasas de la dieta sobre el cáncer de mama, basado en dos grandes líneas: una en un modelo experimental en ratas poseedoras de dicho cáncer, alimentadas con dietas ricas en AOVE o en aceite de semillas, y en otra en humanos.

En el modelo experimental, este equipo ha realizado diversas aportaciones que en conjunto demuestran que el aceite de oliva frena la progresión del cáncer de mama a través de diversos y complejos mecanismos, entre los que destaca su acción inhibidora de las vías de proliferación de las células tumorales y la inducción de su muerte (apoptosis).

Por otra parte, este alimento demuestra tener desde edades tempranas un efecto sobre el peso y la maduración sexual que sería compatible con un efecto protector de la glándula mamaria a la transformación neoplásica, al tiempo que los tumores de los individuos alimentados con aceite de oliva poseen un menor grado de malignidad.

 

DSC_3387

Fuentes: Revista Mercacel n897